22 comentarios el “Cómo y quién nos vigila mientras navegamos

  1. Buena información, pero ‘pa mi’ que lo tuyo roza un poco en la paranoia :), teniendo un poco de sentido común no debería haber mayores problemas. Saludos Lost.

    • Hay creo que te estas equivocando mucho, no es lo que haces, sino lo que se puede deducir de ello (como explico en el artículo de Google).

      Lo que no quiero que sepa de mi, mi vecino, mucho menos un extraño que se puede dedicar a venderlo al mejor postor, o que puede tener un agujero de seguridad, y perder todos esos datos.

      Hay datos sensibles, que no deberían ser accesibles a extraños, porque aunque lo más probable es que no valla a pasar nada, y si pasa que? ¿Es lo mismo que el casco de los motoristas no?

      • Tienes razón pero hablaba de forma personal y como, personalmente, no utilizo internet para nada “raro” con un par de extensiones para bloquear anuncios, flash y scripts, borrar cookies y temporales de Internet al cerrar sesión, un antivirus medianamente decente y un antispyware\malware estoy bastante tranquilo, al menos de momento. Saludos Lost.

      • No vas mal encaminado, yo hablaré de esas cosillas que comentas, desarrollándolo bien, y añadiré otros truquillos sencillos que también vienen bien, y tapan algunos agujeros más, y al final si que hablaré de proxys y VPNs pero de los servicios más sencillos de utilizar, para que nadie se vuelva loco.

        S2s

  2. Estoy bastante de acuerdo con Chus. Si más de la mitad de la humanidad se está conectado cada día a internet, los datos que genera son tan enormes y tan banales que sólo interesan a las compañías que quieren vender algo, y en eso, creo, que siempre podemos decidir.
    No dar el nombre real en las redes sociales, pues bueno, entonces las personas que te importan no te admitirán, hay filtros para que tu información no salga a los cuatro vientos, otra cosa es que la empresa que tiene la red social tenga esos datos que das: IP etc. aun así yo no doy todos los datos reales y me divierte bastante la publicidad que aparece.
    La alternativa a todo lo que pones aquí sería desconectarse de todo, carecer de teléfono móvil, de tarjeta de crédito…, y usar palomas mensajeras. Y hoy vivir así entre la gente, teniendo un trabajo normal, no digo ermitaños, frikis enemigos de la tecnología y demás es prácticamente imposibles porque los datos de cualquiera siempre están…en una base de datos informática. Creo que con todo se usar la prudencia, ciertos datos o ciertas opiniones pues no, o lo menos posible.
    Llevo tiempo pensando que en un caso extremo que no es imposible, en caso de guerra civil, que son peores y las más sucias`(recordemos a Yugoslavia que hace nada de eso), o de sistema totalitario, del que no está exento de tentación el sistema democrático, el peligro más que por FB o Google vendría por una denuncia anónima del vecino o la vecina ala que no caes bien porque tu perro ladra por la noche o cualquier gilipollez de la vida cotidiana a la que las personas de vida vacía, que son legión millonaria en el mundo, verían una situación de venganza. O de ses compañero de trabajo que te envidia o incluso de un pariente…y más en un país tan envidioso y rencoroso como ése, tan dado a investigar a los demás. Vamos, antes de que Google, o Fb, o Twitter sacase tus datos ya estarías con un tiro en la nuca por una chorrada envidiosa o cualquier mezquindad humana, porque los que están en contacto contigo, aunque no te des cuenta y no les des importancia, están esperando la oportunidad de hacerte daño que es lo único que llenará sus vidas vacías. ¿Que Facebook sabe que me gustan los manuscritos miniados medievales? ¿y qué? Eso no le interesa ni al mismo Facebook

    • No son tan banales, porque una vez tratados a través de lo que se llama big data, sirven para conocer a una persona, mejor de lo que se conoce ella misma (te puedo citar casos de mujeres embarazadas, que recibieron publicidad de productos para niños, antes de saber que estaban embarazadas). Además, no hace falta guardar esos datos, sino las conclusiones obtenidas a partir de ellos y su grado de fiabilidad (aparte de que si usas los servicios de google si que te los guardan).

      Respecto a que las personas que aprecias no te reconozcan en una red social.. siempre te puedes mandarlas un mensaje identificandote (sin dar el nombre) junto con la solicitud de amistad.

      No es tan complicado proteger la intimidad, hay formas bastante sencillas que voy a abordar en los próximos artículos, no son infalibles, pero si que ayudan en el 90% de los casos. Es cuestíon de método, y de no ir a pelo, aunque sea un poco menos guay, nos podemos ahorra más de una sorpresita.

      En un caso como el que dices, el mayor peligro SI serían Google, FB, Microsoft. Si se deciden a colaborar (como lo han echo ya con algunos gobiernos como el americano), a ver te puedo garantizar, que esta gente sabe más de tu ideología política de lo que te crees (Obama les utilizó por algo en las últimas elecciones), pero no solo eso, saben tu nivel cultural, creencias religiosas, capacidad de organizarte, personalidad… no es paranolla, mira en enlace que hay en este artículo sobre FB. Además siempre está el peligro de los falsos positivos, que todavía es peor.

      De todas formas quiero creer, que nunca se volverá a matar por una cosa tan tonta, como que tu vecino te denuncie.

    • Quizás más adelante, primero quiero dejar este especial privacidad, cerrado y bien cerrado. Ahora que he sentado los principios teóricos, faltan las soluciones, y tengo muchas ganas de empezar con esta parte.

  3. “No des tus datos reales en Internet” haha y yo que acabo de revelar mi nombre en esa entrada anterior, la que escribí con tanta frustración encima (aunque ya la eliminé).

    Tus escritos son muy interesantes, a mí me ha gustado mucho esto de la Informática desde que estaba en la escuela primaria 😛

    • Al final tampoco es para tanto, solo hay que protegerse un poquito, y por lo menos conocer los peligros, como cuando conducimos. Lo que pasa es que no hay carnet de internauta en ninguna parte.

      Por cierto, me acabas de dar una idea para mi próximo artículo, ya lo verás :).

      Un abrazo.

  4. Quizás los más despreocupados son esos adolescentes que usan internet sin pensar en sus consecuencias, que dan todo tipo de datos en las redes sociales, ofrecen sus fotos para hacer sexting y un largo etcétera. Aunque lo más preocupante son esos padres que les permiten hacer eso, bien por ignorancia, bien por despreocupación. Como sé algo de este mundillo de la informática, sé de lo que hablas y estoy de acuerdo contigo. Toda información es poca. Luego que la gente decida.
    Un saludo desde la sombra…

    • Lo malo de los chavalines, es que se creen que en internet solo hay otros chavalines, y no se dan cuenta del peligro que tiene lo que hacen.

      A muchos padres les gusta dar una educación sexual a sus hijos, pero casi ninguno se plantea hablarles sobre internet y las redes, y creo que es un gran error.

      Muchas gracias por visitarme amigo mio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s